Mientras realizaban recorridos de investigación y preventivos, efectivos de la comisaría de Tafí Viejo encontraron este lunes una camioneta y un automóvil “mellizos”, ambos con pedidos de secuestros por robos ocurridos en la provincia de Córdoba y en la ciudad de La Plata, en Buenos Aires.

En un primer caso, al tener información de que un auto “mellizo” circulaba por la ciudad de Tafí Viejo y Lomas de Tafí, detectaron un automóvil marca Citroen Picasso, de color gris plata, que transitaba por calles Lamadrid y avenida Colón de la Capital, con las mismas características a las denunciadas.

Al observar, que las placas dominiales que tenía el vehículo eran apócrifas, detuvieron su marcha. El rodado, conducido por un empleado, era propiedad de una empresa dedicada a la venta de artículos domésticos. Tras verificar datos y documentación, se constató, además, que tenía pedido de secuestro desde el 12 de mayo de 2017 por una causa de robo a mano armada requerido por la Unidad Regional de La Plata de la Policía Federal.

En el segundo caso, alrededor de las 6:40 del lunes pasado, los efectivos de la Comisaría de Tafí Viejo encontraron una camioneta Kangoo marca Renault abandonada en calle Manuela Pedraza al 1000 de esa ciudad. Les llamó la atención el estado del vehículo, ya que observaron que ambas placas dominiales a simple vista eran apócrifas y la puerta del conductor estaba semi abierta.

Al consultar a los vecinos de la zona, ellos contaron que un sujeto desconocido lo había dejado estacionado hacía cuatro días huyendo luego rápidamente del lugar, además confirmaron que el rodado no le pertenecía a ningún vecino de la cuadra.

“Cuando se detectan vehículos ‘mellizos’, se trata de autos robados que fueron adulterados en sus patentes, motores y chasis. En el caso de la camioneta, el número de patente es de un vehículo de Tucumán y no coincidía con los datos alfanuméricos del motor y del chasis. Al consultar con el sistema informático, arrojó que el vehículo tenía otra patente, de Córdoba, con un pedido de secuestro por un robo solicitado desde el 21 de junio pasado por la Unidad Judicial Nº 11 de esa provincia. Además, se detectó que los datos alfanuméricos de la patente no eran coincidentes con los del VIS (identificación grabada de fábrica en los cristales). En el caso del auto, se dio la misma situación, salvo que la patente era de Buenos Aires”, explicó el comisario Gustavo Beltrán, quien supervisó ambos procedimientos que dieron resultados positivos antes las sospechas de la circulación de vehículos “mellizos” en la ciudad de Tafí Viejo.

Recaudos para evitar una estafa

“La gente tiene que comprar en concesionarias o agencias autorizadas y, en caso de que compren vehículos a particulares de otras provincias, deben dudar de la procedencia del rodado y tomar ciertos recaudos. Como primera medida, consultar a la Oficina de Verificación de Dominio del Automotor, a la División de Sustracción de Automotores de la Brigada de Investigaciones o a la Dirección de Verificación Policial, para prevenir este tipo de estafas”, alertó el comisario Beltrán.

“Son bandas organizadas que operan generalmente desde Buenos Aires y tienen contactos en las provincias, con el objetivo de insertar vehículos robados en el mercado negro. Hay personas que se dejan tentar por un precio más bajo que el del mercado legal y otros que operan de buena fe y terminan siendo víctimas de una estafa”, señaló.

En ambos casos, desde la Fiscalía en lo Criminal se ordenó el secuestro de los rodados y que se continúe con la investigación a fin de esclarecer totalmente el hecho. “Vamos a continuar con las investigaciones correspondientes para determinar quiénes son los que trajeron los vehículos a la provincia y los insertaron en el mercado negro, además de otros posibles cómplices que intervinieron en la adulteración de patentes, chasis y motor”, sostuvo el comisario Beltrán.

Fuente: Secretaría de Estado de Comunicación Pública

Facebook Comments
Compartir

Dejar respuesta